miércoles, 8 de junio de 2011

La Unión Africana cambia su postura con respecto a Gadafi, cuya salida es “cuestión de tiempo”

El mamarracho y payaso Presidente de la Unión Africana Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, recibe otro bofetón de Jefes de Estados Africanos no corruptos, y se queda prácticamente solo defendiendo al tirano Libio. Abojo tienen la noticia del News 24, 08-06-11

Por: Motodu Mwana


La Unión Africana cambia su postura con respecto a Gadafi, cuya salida es “cuestión de tiempo”
News 24, 08-06-11


8 de junio de 2011

Una petición de la Unión Africana a Muamar Gadafi para que abandone el poder saca a la luz las divisiones en la postura pública del continente con respecto al hombre fuerte de Libia, que siempre ha defendido diversas causas de la UA, según los analistas.

El líder del equipo de mediación de jefes de estados africanos de la UA, para Libia, el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, dijo esta semana que la salida de Gadafi se había convertido en “necesaria”.

Era la primera vez que un jefe de estado del panel de la UA, que ha realizado varios viajes a Libia, para intentar negociar una salida al conflicto, ha hecho referencia pública de este tipo, tan directa, a la salida del líder libio.

“Claramente cada vez más y más jefes de estado sienten que pueden expresar abiertamente su desagrado por Gadafi”, afirma Paul Simon Handy, director de estudios en el Instituto para la Seguridad de Pretoria, Suráfrica.

“La fachada de unidad que a menudo le gusta mostrar a la Unión Africana en este tipo de asuntos se está resquebrajando”, añade. El organismo panafricano, que incluye a muchos beneficiarios de la Ayuda de Libia, ha condenado firmemente los ataques aéreos liderados por la OTAN sobre las fuerzas de Gadafi, llevados a cabo, oficialmente, para proteger a los civiles de los ataques.

El grupo de 53 países también ha insistido públicamente en que la única menra de salir de este conflicto es la “hoja de ruta” que pide un alto el fuego y un periodo de transición.

Tres países africanos, Gabón, Nigeria y Suráfrica, todos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, sin embargo, han votado a favor de la resolución de imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia, que llevó a los ataques aéreos.

Saludable cambio de postura

La Liga Árabe también anunció su apoyo a esta medida. Entre el malestar en África por la intervención en los asuntos domésticos de otros países, el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ha dicho que los que aprobaron la resolución cometieron un error.

Suráfrica también ha criticado los ataques de la OTAN y ha pedido un alto el fuego inmediato, con el presidente, Jacob Zuma, pidiendo a la OTAN que “respetase el papel de la UA en la búsqueda de soluciones a sus problemas”.

Senegal y Gambia, mientras tanto han reconocido oficialmente al Consejo Nacional de Transición, con sede en Benghazi, como representante legítimo de Libia.

Sin embargo, hasta ahora la “línea pública” de la UA no ha incluido la salida de Gadafi, según un diplomático de la UA. “Pero en las conversaciones directas con Gadafi, los jefes de estado (del panel de la UA) le han dicho que debe salir”.

El problema fue debatido de manera intensa en la mini cumbre extraordinaria de la Unión Africana en Addis Abeba, a finales de mayo. Varias delegaciones en la cumbre pidieron, en vano, que la salida de Gadafi figurase como una de las condiciones para la resolución de la crisis.

“Es un cambio en su postura pública”, dijo el diplomático de la UA, sobre la admisión de Ould Abdel Aziz, sobre que Gadafi debería abandonar el poder, considerándolo un “saludable cambio de postura”.

Cuestión de tiempo

“Incluso si algunos jefes de estado tienen una relación especial con Gadafi, la mayoría de ellos han reconocido que no hay más alternativa que su salida”, añadió.

Gadafi tiene una complicada relación con el continente, liderando durante décadas la financiación y la formación o respaldando varios conflictos en otros países, como Liberia, Sierra Leona, Uganda, Chad, Mali o Zimbabue.

Gadafi también ha ayudado en operaciones de paz, ha dado ayuda para la construcción de infraestructuras, mientras perseguía la creación de los Estados Unidos de África, proyecto para el cual ofreció el año pasado 90.000 millones de dólares.

Después del levantamiento popular contra su régimen, que estalló en febrero, se dice que pudo pagar a miles de mercenarios africanos que respaldasen a sus fuerzas, supuestamente de Chad, Níger, Mali, Zimbabue y Liberia.

Pero la Unión Africana puede que se haya dado cuenta de cuál es “la situación real sobre el terreno”, afirma Handy, sobre el aparente cambio de postura, añadiendo que la partida de Gadafi es ahora “una cuestión de tiempo”.


(News 24, 08-06-11)



El país Ndôwé de Guinea Ecuatorial en video

video