martes, 6 de diciembre de 2016

Êtômbâ â Ndôwé: 2.- La cuestión de las sistemáticas violaciones de los derechos del pueblo ndowé. Fase I- párrafos n y ñ) “Asesinato de políticos de la etnia Ndowé”, del “Informe de los Aspectos Legales y Jurídicos de una inminente Declaración Unilateral de Independencia de Ikùmé- Mbongó (País Ndowé) y el Derecho Internacional/ 2016”

"Informe de los aspectos Legales y Jurídicos de una inminente Declaración Unilateral de Independencia de Ikùmé- Mbongó (País Ndowé) y el Derecho Internacional/2016


2.- La cuestión de las sistemáticas violaciones de los derechos del pueblo ndowé. FASE I- párrafos n y ñ) "Asesinato de políticos de la etnia Ndowé”.


n.- En aquel mismo año 1975, el presidente fang del Gobierno D. Francisco Macías Nguema intentó apropiarse de los fondos del país, y guardarlos en el exterior a su nombre. Para ello, encargó al entonces gobernador del Banco de Guinea Ecuatorial, el economista D. Jesús Bwendi, vecino del pueblo ndowé de Hanjé, ingresar una importante cantidad de dólares USA en el extranjero a nombre de Francisco Macías Nguema Biyogo Ñegue Ndong. El Sr. Bwendi por su parte, no sólo ingresó el dinero a nombre de Guinea Ecuatorial, sino tuvo el valor de regresar a Guinea Ecuatorial y decírselo al presidente Macías. Fue detenido y encarcelado sin acusación previa, en violación del Art. 23.-1) de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial de 1968 que preveía“Serán materia de Ley los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos” con lo que se violó dicho   Art. 23.-1) de la Constitución del país por cuanto, el Gobierno jamás legisló sobre las detenciones  arbitrarias  tal que garantizaba la Constitución. Sin juicio ni sentencia, el Sr. Bwendi fue condenado a muerte en violación del Artículo 8 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que prevé: “Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley” y, fue ejecutado, fusilado públicamente en 1975 en violación del Artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que garantiza el derecho de todo individuo a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. 

Su esposa y sus hijos, incluso los menores de edad fueron sometidos por el Gobierno a la cruel  tortura de presenciar la ejecución pública de su padre, y el inhumano trato de exigirles no taparse los ojos ni verter una sola lagrima, mientras su ser querido era sometido a la tortura, a tratos inhumanos y ejecutado, con lo que se violó el Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que prevé: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.” Considerando que el Gobierno no legisló contra la tortura y tratos inhumanos pese a que el Art. 23.-1) de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial de 1968 preveía: “Serán materia de Ley los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos”, se violó por lo tanto el Art. 23.-1) de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial de 1968. Y dado que el Art. 3.° párrafo 2) de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial de 1968 preveía: “El Estado reconoce y garantiza los derechos y libertades de la persona humana, recogidos en la Declaración Universal de Derechos del Hombre… y, el Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos garantiza que nadie  será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, no cumplir esta previsión supone una violación más del el Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y, violación de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial de 1968, Art. 3.° párrafo 2)

Seguido, el día 20 de abril de 1976 el Gobierno ordenó la quema por gaseado del pueblo ndowé de Hanjé, torturando a los pobladores que impedidos por la acción militar, muchos no pudieron abandonar sus viviendas, y otros vieron quemar todos sus bienes. De ese modo se asesinó a un número aún no determinado de personas  ndowé, que el Gobierno actual no le ha interesado esclarecer, como muestra de la supremacía fang y de su fortaleza numérica y poder sobre las personas de las etnias ndowé, en unas operaciones de transgresión del Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que prevé: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”. Se estima que alrededor de 2.000 personas ndowé perecieron en Hanjé, según testigos presenciales. Acto que contravino el Artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que prevé: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.” Así es como, bajo los auspicios del Gobierno se asesinó caprichosamente desde 1969 hasta 1979 a miles de personas del pueblo ndowé, en la mayoría  de los casos, asesinatos llevados a cabo por personas  de la etnia fang, y ajenos a Mongomó; el pueblo del presidente fang, alentados y bajo protección del  Gobierno, según ellos, ejercían el derecho a la dominación del territorio  ndowé, mediante métodos brutales y salvajes como consecuencia de la obligada Independencia conjunta de los territorios españoles del Golfo de Guinea, impuesta por España sobre el territorio ndowé Ikùmé- Mbongó (País Ndowé), a formar parte de la República de Guinea Ecuatorial.

ñ.- En 1976 el Gobierno de la etnia Fang en Guinea Ecuatorial obligó a los ndowé  en Ikùmé- Mbongó, el territorio del pueblo ndowé, a eliminar nuestros nombres cristianos. Se prohibió el culto religioso en todo el territorio  ndowé y se cerraron todas las Iglesias convirtiendo las Catedrales e iglesias en el territorio  ndowé, en almacenes de la empresa gubernamental fang “Estatal”, privándonos del derecho a tener nuestra propia vida cultural, a profesar y practicar nuestra propia religión, con lo que se vulneró el Art. 3.° párrafo 2) de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial que preveía:”El Estado reconoce y garantiza los derechos y libertades de la persona humana, recogidos en la Declaración Universal de Derechos del Hombre, y proclama el respeto a las libertades de conciencia religión, asociación, reunión, expresión, residencia y domicilio, el derecho a la propiedad, a la educación y a condiciones dignas de trabajo” y, se violó también el Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que prevé“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.” Dado que el Art. 3.° párrafo 2) de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial de 1968 preveía: “El Estado reconoce y garantiza los derechos y libertades de la persona humana, recogidos en la Declaración Universal de Derechos del Hombre…”, considerando que el Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos prevé“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial violó el Art. 3.° párrafo 2) de la Constitución de la República de Guinea Ecuatorial de 1968 y, violó el Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Continúa…

Oficina de Información y Prensa de Etomba a Ndowé
Extraído del Informe el 06/12/2016

Ciudad Vilangwa